Desinfección UV-C

Que es la UV-C?

Nuestros ojos perciben sólo una parte de la radiación electromagnética emitida por el sol, la que está en el llamado espectro visible, en el rango de longitudes de onda que va de 400 a 700 nm. Sin embargo, el sol emite energía dentro de una gran gama de longitudes de onda. Parte de esta radiación es la radiación ultravioleta o UV.

La radiación ultravioleta es una radiación electromagnética de longitud de onda más corta que la radiación visible, pero más larga que los rayos X. Aproximadamente el 5% de la energía del Sol se emite en forma de radiación ultravioleta. Ésta puede resultar nociva para los seres vivos, por lo que el control de estos niveles de radiación solar es muy importante de cara al desarrollo de actividades al aire libre.

Dentro del intervalo ultravioleta se han diferenciado tres zonas, A, B y C, de menor a mayor energía, ya que sus efectos sobre los seres vivos son muy diferentes:

Radiación UV-A:

La radiación de tipo A (UV-A) es la más próxima al espectro de radiación visible, la de mayor longitud de onda de las tres. Comprende el intervalo de longitudes de onda entre λ=400 nm y λ=320 nm, y es la que produce el bronceado. Es muy poco absorbida por la atmósfera. Al ser poco energética, presenta menor peligro que el resto de UV, aunque también puede provocar el envejecimiento prematuro de la piel.

Radiación UV-B:

La radiación de tipo B (UV-B) es la región intermedia del espectro ultravioleta, entre λ =320 nm y λ=280 nm de longitud de onda. Es parcialmente absorbida por el ozono, y pequeños aumentos en las dosis recibidas pueden provocar daños en los ojos y en la piel, eritemas solares (enrojecimientos de la piel) desde leves hasta quemaduras severas. La sobreexposición durante años a esta radiación además de causar el envejecimiento prematuro de la piel, puede provocar cánceres cutáneos.

Radiación UV-C:

La radiación de tipo C (UV-C) es la más energética y la más dañina de las tres, pero no llega a la superficie de la Tierra ya que es absorbida por la capa de ozono de la estratosfera. Abarca la zona del espectro comprendida entre λ =280 nm y λ =100 nm.

Porque la luz ultravioleta elimina el COVID-19?

La radiación UV, y en mayor medida el UVC, destruye la capacidad reproductiva de los microorganismos debido a cambios fotoquímicos en los ácidos nucleicos y en menor grado a proteínas. Es un método ampliamente conocido de desinfección y apto para varios tipos de virus, incluyendo SARS-CoV. La eficacia de la desinfección depende de varios factores, tales como la potencia de la radiación, la distancia al objeto irradiado, las zonas inalcanzadas por radiación directa, la presencia de proteínas u otros elementos que absorben UV, entre otros factores más específicos. Pese a sus limitaciones puede ser un método complementario para combatir el COVID-19.

Como protegerse de las emisiones de UV-C?

Las fuentes de radiación UV requieren las debidas precauciones para garantizar un uso seguro. Con este fin la Guía de uso y aplicación aporta las prácticas generales y precauciones recomendadas para el uso de fuentes de radiación UV.

La radiación UV es fácilmente absorbida por la ropa, el plástico o el vidrio. Una vez absorbida, la radiación UV ya no está activa. Cuando se trabaja con radiación UV, durante el mantenimiento u otras situaciones, se recomienda usar un equipo de protección individual que cubra todas las áreas expuestas.

Cuando se trabaja con dispositivos UVC, uno debe:

  • Utilizar pantallas faciales o gafas de seguridad específicamente diseñadas para proteger frente a estos riesgos (Norma europea EN166 y EN170). Existen en diferentes colores (claro, amarillo, gris) de acuerdo con la protección ofrecida por longitud de onda.
  • Cubrirse cualquier piel expuesta.

En caso de exposición a los rayos UV, se recomiendan las siguientes acciones:

  • Consulte a un oftalmólogo si se sospecha daño ocular.
  • Trate las lesiones cutáneas de inmediato.
  • Siga el procedimiento de notificación de incidentes de su organización. Estos a menudo requieren documentación de la fecha y hora del incidente, las personas involucradas, el equipo involucrado y el tipo de lesión.